¡Woa! ¿Quién no ha visto en las películas, y más en aquellas donde se manejan escenarios futuristas, en donde colocan a una persona sobre una mesa y la computadora comienza la curación de heridas, reemplazo de órganos y hasta reconstrucciones faciales?

Viéndolo de esa forma, se apetece que ese futuro esté ahora mismo con nosotros, ya que también podemos notar que el paciente no sufre tanto durante el proceso de “reparación”.

Actualmente, hemos visto que existen ya ciertos adelantos, en donde se ha logrado que un especialista que se encuentre lejos de su paciente pueda intervenirlo, llamándole a esta modalidad telemedicina.

Solo que debemos ser francos: la telemedicina para el cuidado de heridas no puede reemplazar una visita al consultorio de un médico o al centro de cuidado de heridas.

La telemedicina tiene su objetivo en reducir principalmente las visitas y ayudar a atender a las personas que viven en comunidades rurales. Sin embargo, la telemedicina puede complementar el cuidado avanzado de heridas de muchas formas y se ha demostrado que ahorra tiempo y es eficaz.

La telemedicina en el cuidado y la curación de heridas tiene sus pros y sus contras (como cualquier otra cosa), pero con un enfoque basado en protocolos, es eficaz para la cicatrización de heridas.

¿Cómo funciona la telemedicina en el cuidado de las heridas?

Bajo este panorama, la telemedicina nos permite tratar a los pacientes en cualquier momento y en cualquier lugar, ya que se puede recurrir a esta modalidad al utilizar un teléfono inteligente, cámara de vídeo (de dos vías), y registros médicos electrónicos para almacenar e intercambiar información médica.

Siguiendo un protocolo estructurado, la enfermera evaluará la herida y recibirá imágenes. A partir de ahí, se desarrolla un plan de cuidado y luego se ordenan y se suministra lo necesario para la curación de las heridas.

Todo esto se hace desde la comodidad del hogar del paciente. La conexión con una enfermera que se especializa en la salud en el hogar o una enfermera certificada para heridas es beneficiosa, ya que se puede reducir la brecha entre la evaluación y acciones a tomar para efectos de una curación.

Entre las ventajas y desventajas del cuidado de heridas a través de la modalidad de la telemedicina tenemos:

Ventajas:

  • No hay tiempo de espera para una cita
  • Disminución de las visitas al servicio de urgencias
  • Seguimiento de las heridas posquirúrgicas y crónicas
  • Menos hospitalizaciones
  • Comodidad desde el hogar del paciente
  • Desarrolla un vínculo esencial entre el paciente y el proveedor
  • Plan de cuidado aerodinámico
  • Menos dolor para el paciente (traslado para una cita)
  • Suministros para el cuidado de las heridas que se entregan en casa
  • Mayor calidad de vida
  • Mejora de los resultados clínicos

Desventajas:

  • Falta de valoración física por parte del médico para evaluar la herida (palpación, profundidad)
  • Incapacidad para detectar olores
  • Posible curva de aprendizaje para el paciente con tecnología
  • Precisión diagnóstica
  • Las heridas complejas pueden necesitar ser referidas para desbridamiento, procedimientos, etcétera.

Sabemos que este este tipo de tecnologías y servicios ya se prestan en algunos lugares y probablemente se irá extendiendo y mejorando con el pasar del tiempo. La idea es que existen opciones y éstas continuando mejorando.